¿CÓMO DEBE SER EL PROGRAMA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA EN LOS GRUPOS PEQUEÑOS?

12, June 2019

Para atender las necesidades de crecimiento espiritual, relación, discipulado, evangelismo y multiplicación el material de estudio de la Biblia en GPS, debe poseer ciertas características.

a) El material de estudio debe facilitar la interacción y la participación de todos los miembros del grupo. b) Debe ser dinámico y abarcador, para que cada miembro sienta placer en estudiar la Biblia y aumente el conocimiento de la Palabra de Dios. • Motivar a las personas a pensar de forma reflexiva, pro¬moviendo así un diálogo abierto y directo en el grupo. • Estimular una mayor relación con Cristo y unos con los otros. • Estimular una mayor participación en el testimonio por Cristo. c) Debe adoptar un estilo de carácter personal e in¬ductivo. • Llevar a cada miembro a descubrir por sí mismo la voluntad de Dios para su vida. • Facilitar que cada miembro: -Vea lo que el texto dice (observación). -Descubra lo que el texto quiere decir (interpretación). -Experimente cómo el texto funciona (aplicación). d) Debe adoptar preguntas abiertas y no cerradas: • Las preguntas abiertas despiertan la atención y la ima¬ginación sobre el contenido del texto, exigen conceptos personales, estimulan a las personas a hablar de sí mismas, a reconocer lo mejor; construyen relaciones y anulan el miedo y la obligatoriedad. • Cuando las preguntas son para observación, el foco es: -Lo que el texto está hablando, lo que veo; ¿Cuáles son los hechos? Las palabras clave son: Quién, qué, cuándo, dónde, por qué, cómo; quiénes son las personas, los lu¬gares, los eventos o los acontecimientos importantes en este pasaje. Cuáles son las palabras, las ideas, las actitu¬des importantes en este pasaje. • Cuando las preguntas son para interpretación, el én¬fasis es: -Lo que el texto quiere decir ¿Qué significan los hechos? ¿Cuál cree que es el motivo, la razón, el propósito u obje¬tivo del texto? • Cuando las preguntas son para aplicación, el foco es: - ¿Qué es lo que hará al respecto? ¿Qué es lo que Dios le está diciendo en este pasaje? ¿Cuál es la contribución de este pasaje para su comprensión de Dios, del evangelio, de sí mismo, de sus valores, etc.? ¿Cómo usted compara-ría su vida, valores, prioridades, etc. con los presentados en la historia / pasaje bíblico? ¿Qué hará sobre esto hoy? ¿La próxima semana? ¿El próximo año? ¿Cuál piensa o siente que es la idea principal, la verdad central o el sig-nificado por detrás de este acto, argumento, enseñanza o evento? e) Las preguntas deben ser positivas y no negativas: • Las preguntas positivas: 1) Estimulan el pensamiento y ponen la mente a trabajar. 2) Inducen al grupo al objetivo central del asunto. 3) Objetivan la aplicación de las verdades bíblicas por parte de los miembros. 4) Evitan confundir a las personas. 5) Promueven la apertura e incentivan al grupo a cono¬cerse mejor. 6) Permiten que las personas compartan su punto de vista. 7) Son simples y claras en sí mismas, sin necesidad de explicaciones complementarias. 8) Promueven la participación personal de los individuos, sus sentimientos y realidades, y no opiniones teológicas. 9) Son formuladas de forma abierta a fin de obtener la participación de todos. 10) Alcanzan los intereses reales de las personas. • Las preguntas negativas: 1) Son contestadas simplemente con un ¿Sí?, ¿No?, blo¬queando la participación. 2) Inhiben las respuestas de las personas. 3) No estimulan a pensar en por qué está respondiendo. Ejemplo: ¿Usted cree que Jesús pronto vendrá, o no cree? 4) Son las que limitan la confidencialidad, al llevar a las personas a hablar sobre hechos, conceptos, y no de carác¬ter personal. f) Debe tenerse cuidado en la elección de los tópicos: • Evitar los temas polémicos y difíciles, pues estos pro¬vocan discordias, distorsiones en la comprensión, pocos dominan y limitan la interacción; además, no estimulan la participación. Fuente: Grupos pequeños: Teoría y práctica. ASOCIACIÓN CASA EDITORA SUDAMERICANA